amarse a uno mismo

Amarse a uno mismo: la clave para tener alta autoestima

Amarse a uno mismo significa vivir en coherencia contigo mismo y aceptar tus cualidades y defectos, sin condiciones.

Sin embargo, muchos de nosotros no somos felices porque vivimos desconectados de nuestro corazón.

De ahí que hay personas que no soportan estar consigo mismas, en silencio y sin hacer nada. Y teniendo en cuenta que la sociedad nos condiciona para creer que el amor hacia nosotros mismos es un acto de egoísmo, solemos esperar que alguien externo a nosotros, nos ame para dejar de sentirnos incompletos, insatisfechos e infelices.

Tener alta autoestima es imposible sin la aceptación y el amor hacia uno mismo.

Amarse a uno mismo significa por una parte saber quién eres, escucharte, aceptarte, apreciarte, valorarte  y respetarte. Y por otra parte aceptar tus cualidades y defectos, sin condiciones.

Por desgracia, muchos de nosotros no queremos amarnos a nosotros mismos hasta cuándo: encontramos la pareja ideal, encontramos el empleo que tanto anhelamos, tengamos la casa de nuestros sueños, perdamos peso, etc. En otras palabras, no estamos dispuestos a amarnos a nosotros mismos sin condiciones.

En mi pasado, una de las razones por las que estaba sufriendo y sentía que mi vida no tenía sentido, era porque no me amaba a mí, por lo tanto no me valoraba y no me respetaba.

Y cuando uno no se ama y no se respeta, no puede pretender que los demás lo hagan, ni tampoco pueden exigirles respeto. Por eso es tan importante amarnos a nosotros mismos.

“Cuando nos amamos a nosotros  mismos, nos valoramos y respetamos, y cuando nos valoramos enseñamos a los demás a tratarnos.”  Melania Garbú

Cuando te amas a ti mismo, no es necesario controlar y dominar a los demás, ni tampoco permites que otros te controles, te dominen, te maltraten, te humillen o te intimiden. Y cuanto más te amas a ti mismo, más amor tienes para dar a los demás. Y cuanto más das, más recibes.

Así que, os invito a cada uno de vosotros, a escuchar y conectar con esa parte amorosa de vosotros mismos, que ha estado tratando de guiaros hacia vuestro propio camino.

Y recordar, que la relación más importante que tenemos es con nosotros mismos y que necesitamos constantemente aprender, experimentar y superar los obstáculos que a veces se interponen en nuestro camino.

Y voy a terminar con una última reflexión.

Hay otra manera de vivir la vida, pero para eso tenemos que estar dispuestos a mirar hacia nuestro interior y darnos cuenta de que somos mucho más de lo que la sociedad piensa que somos y podemos hacer.

Tenemos que estar dispuestos a:

  1. Dejar de luchar contra nosotros mismos y perdonarnos por permitirles a los demás que nos hagan daño y que nos traten mal.
  2. Practicar la gratitud, aquí y ahora. Sentirnos agradecidos por quiénes somos, por todo lo que nos rodea y por toda la abundancia del Universo.
  3. En enfocar nuestras conciencias en el amor hacia nosotros mismos y hacia los demás. Porque cuando nos amamos, nos valoramos y respetamos, y cuando nos valoramos, enseñamos a los demás a tratarnos.

En nosotros está la responsabilidad de sentir que somos suficientes, recuperar nuestro poder personal y empezar a vivir nuestra propia vida, sin victimismo y sin culpables.

Porque cuando sentimos que somos suficientes, sólo entonces dejaremos de gritar y sufrir y empezaremos a escuchar y conectar con nosotros mismos. Empezaremos a vivir nuestra vida por elección, asumiendo en cada momento, quienes somos y cómo queremos vivir nuestras vidas: desde el amor y la abundancia o desde el conformismo y el miedo.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *