Cómo derribar las excusas y conseguir la felicidad

Derriba el muro de las excusas y corre a por tu felicidad

Las excusas son como mirar el toro detrás de la barrera.

Imagina por un momento a un amigo que suele llegar tarde cuando quedáis. ¿Verdad que siempre pone alguna excusa? Que si en ese momento me llamaron por teléfono y era importante, que si me pilló el atasco…

Los contratiempos son posibles, desde luego; pero cuando llevas años oyendo a tu amigo excusarse por su falta de puntualidad, dejas de tomarlo en serio. Pierde su credibilidad y conoces perfectamente la realidad que esconden sus palabras.

Esta situación es solo un ejemplo, pero ¿has pensado alguna vez que tu vida soñada te parece un horizonte muy lejano porque siempre encuentras un motivo que justifique tu situación actual?

Las peores excusas son las que nos ponemos a nosotros mismos.

Y son, precisamente, esas excusas las que nos impiden dar los pasos para alcanzar la vida que queremos.

¿Sabes qué se esconde detrás de las excusas? 

Miedo.

El miedo: el material con el que fabricamos las excusas

El miedo es lo que empuja a construir una muralla de excusas. Esa muralla está luchando contra ti y si no haces nada por eliminarla, te ganará en el combate de la vida.

El miedo nos empuja a construir una muralla de excusas y se convierte en un tirano que impide el desarrollo personal pleno y la abundancia en la vida. 

¿Realmente estás dispuesto a renunciar a tus sueños y dejar que te dominen las excusas?

No es nada raro que esto suceda.

Todos hemos tenido algunos sueños que no se han cumplido por culpa de las excusas. Estas nos llevan a posponer todo y procrastinar, hasta que al final nos olvidamos de ese sueño y nos autoengañamos pensando que es mejor dejar las cosas como están y no luchar.

Voy a poner un ejemplo donde mucha gente se ve reflejada: el trabajo.

Tienes un trabajo fijo y bien remunerado, pero no te gusta y no te hace feliz. Te encantaría dejarlo, pero piensas que no encontrarás otro y ves las ventajas del sueldo y el tipo de contrato.

Ahora vamos a apartar las excusas.

¿Qué te parece si cambias el “no puedo” por el “empiezo ya”?

Te doy unas cuantas ideas que puedes llevar a cabo fácilmente:

  • Mirar anuncios y buscar otro trabajo.
  • Formarte en nuevas habilidades.
  • Si lo que quieres es emprender, busca cómo validar tu idea de negocio. Hoy en día hay muchos cursos y comunidades de emprendedores donde te sentirás arropado.

Actúa. No pienses que ya tienes el no. Piensa que el sí está más cerca de lo que piensas y que lo único que te separa de la vida que tienes a la vida que quieres eres tú mismo.

Ya lo dice un proverbio árabe muy antiguo:

Quien quiere encontrará un medio; quien no, una excusa.

¿Te gustaría encontrar la forma de aparcar las excusas y despertar tu extraordinaria fuerza interior para conseguir todo lo que te propongas en la vida?

Apúntate a mi seminario intensivo Atrévete a ser libre, abundante y feliz®.

Descubrirás por qué eres como eres, para qué haces lo que haces y de qué modo puedes liberarte del pasado para poder vivir en el presente y empezar a crear y experimentar la vida ideal que sueñas.

Después de apuntarte, cuéntame: ¿sueles ponerte excusas para no perseguir tus sueños? ¿Cuál es la excusa que más te repites y que más te paraliza? Estoy deseando escucharte, así que te espero en los comentarios.

Y si te ha gustado el artículo, compártelo con tus seguidores. Gracias por ayudarme a llegar a más personas con necesidad de cambio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *