¿Tus creencias te limitan o te impulsan a cumplir tus sueños?

Imagínate que tienes a tu lado a una persona (creencias limitantes) muy negativa, que constantemente crea escenarios críticos y negativos. Y esa persona está contigo por todas partes, en tu casa, en tu trabajo, de vacaciones, cuando comes, cuando te duchas, etc.

Todo lo que hace es limitarse a repetirte insistentemente, cada vez que quieres hacer algo, por qué no podrás conseguirlo. Incluso por la noche, cuando intentas dormir, te recuerda lo que no has hecho bien durante el día, y además te convence de que no vale la pena que te esfuerces, porque vas a fracasar y nunca llegarás a cumplir tus sueños. ¡Que es imposible!

Puede sonar exagerado, pero por desgracia no lo es. La mayoría de nosotros tenemos una voz interior muy crítica.

Con el tiempo, esa voz interior será cada vez más fuerte y nos quitará toda la energía, la fuerza y la alegría de vivir.

La buena noticia es que ¡podemos liberarnos de ella!

Para ello, el primer paso es identificar y reconocer lo que nos dice esa voz interior. Pero no es tarea fácil, porque desde pequeños nos han enseñado a identificarnos con esa voz, con esas creencias, y a creer todo lo que nos dice. Sin embargo, en el momento en el que identificamos esa voz y reconocemos que solo es una creencia heredada, recuperamos el poder y la claridad para emprender un verdadero cambio en nuestras vidas.

Liberarte de tus creencias limitantes, de esa voz interior tan crítica, es lo más importante que puedes hacer para mejorar tu bienestar, iniciar una vida abundante y generosa, asumir la responsabilidad de tu vida y cumplir tus sueños más profundos.

William James, un psicólogo y filósofo norteamericano, señaló que el mayor descubrimiento que su generación había aportado a la humanidad fue que los seres humanos podían cambiar sus vidas si modificaban su estado mental.

En otras palabras, sea lo que sea lo que desees en la vida (salud, prosperidad, una relación amorosa, etcétera), lo primero que tienes que hacer es examinar tus creencias y tus actitudes acerca de lo que es posible y de lo que no lo es, porque si no crees que puedes lograrlo, es muy poco probable que lo hagas.

Así que deja de culpar a otros, o al destino, o a la vida misma, y empieza a identificar lo que te limita cada vez que te frenas cuando visualizas una meta en tu mente. No es un camino fácil, lo sé por propia experiencia, pero será el principio de un camino lleno de oportunidades y de resultados asombrosos.

Hoy en día mis creencias son el reflejo de la persona que he llegado a ser, soy el resultado de mis elecciones y de las oportunidades que he aprovechado en la vida.

Creo firmemente que cualquier persona tiene todo el potencial dentro de sí misma, para crear su propio destino a base de sus creencias, pensamientos, sentimientos y acciones.

Y no importa en qué momento de tu vida estés ahora y cuáles sean tus circunstancias, porque en cuanto tomes conciencia de que eres el creador de tu propia vida y de que hay que mirar hacia tu interior para cambiar tu exterior, sucederán cosas que nunca jamás habías imaginado que eran posibles para ti y para tu vida.

¡Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

P.S Si en algún momento sientes que necesitas ayuda para recuperar tu poder personal y empezar a vivir tu vida por elección, estoy aquí para ayudarte, apoyarte y guiarte a través de mi Seminario intensivo Atrévete a ser libre, abundante y feliz ®.

Las lecciones que aprendí en mi proceso de transformación

«Para vivir una vida con propósito, responsable y libre se requiere ser la causa de que las cosas ocurran y no el resultado de algo que nos ocurrió» 

Melania Garbú

Mi verdad absoluta hasta los 36 años fue la siguiente: mi existencia ha sido un accidente, por tanto no soy nadie y no me merezco el amor de nadie. No me merezco ser feliz y disfrutar de la vida. Y mi vida ha sido el fiel reflejo de mi verdad, de lo que había pensado e interpretado sobre mi existencia y sobre mi vida. He jugado el juego de tener razón y lo he ganado una y otra vez. He sido una campeona.

Hoy en día, mi verdad es que soy merecedora de todo el amor, la riqueza, la salud y la felicidad del mundo, independientemente de las circunstancias de mi vida.

Durante mi proceso de transformación adquirí un compromiso conmigo misma:

«Convertirme en la mejor versión de mí misma, vivir mi vida con autenticidad y propósito, contribuir y marcar una diferencia en la vida de los demás».

Este compromiso fue el catalizador de mi transformación personal. Este compromiso me guio intuitivamente a lugares, personas y experiencias que me enseñaron las lecciones que necesitaba para crecer.

Y las lecciones más importantes que aprendí en mi proceso de transformación, que terminaron con mi sufrimiento y que me dieron el valor de seguir adelante y descubrir quién soy, descubrir el sentido de mi vida son las siguientes:

Amarme a mí misma

En mi pasado, una de las razones por las que estaba sufriendo y sentía que mi vida no tenía sentido era porque no me amaba a mí misma, por tanto no me valoraba y no me respetaba. Cuando uno mismo no se ama y no se valora, no puede pretender que los demás lo hagan y no puede exigirles respeto.

Es de suma importancia enfocar nuestras conciencias en el amor hacia uno mismo. Porque cuando nos amamos a nosotros mismos, nos valoramos; y cuando nos valoramos, enseñamos a los demás a tratarnos.

Cuando te amas, no es necesario controlar y dominar a los demás, ni tampoco permitir que otros te controlen, te maltraten, te humillen o te intimiden. Cuanto más te amas a ti mismo, más amor tienes para dar a los demás. Y cuanto más das, más recibes.

Sentirme agradecida

Muchos de nosotros vivimos nuestra vida como si fuera una lucha, un maratón, en una búsqueda y movimiento continuo, sin pararnos por un momento y dar las gracias por quienes somos y por lo que nos rodea. Hasta los 36 años, no recuerdo haberme sentido agradecida por mi vida y por quien soy.

Hoy en día, mi vida no tendría sentido si no me sintiera agradecida por todo lo que me rodea, por mi humanidad y por la persona en la que me he convertido. Me siento muy agradecida por todos los regalos que la vida me ha concedido, por toda la abundancia del universo y por sentir que lo tengo todo.

Ser fiel a mí misma

Es muy difícil que una persona sea fiel a sí misma y que su vida tenga sentido si no sabe quién es y cuáles son sus deseos y sus metas en la vida.

Cuántas veces hemos hecho cosas o adoptado posturas que no sentimos, por miedo a ser diferentes, y después nos lamentamos de los resultados obtenidos o de las situaciones desagradables que nos ha tocado vivir.

Y esto ocurre por no estar en coherencia con nosotros mismos, por pensar una cosa, sentir otra totalmente distinta y acabar haciendo lo que los demás quieren que hagamos. Debemos confiar en lo que somos, escuchar nuestra voz interior y ser nosotros mismos.

Yo, en el pasado, les he permitido a los demás que me digan quién soy, lo que puedo y lo que no puedo hacer y he olvidado quién soy realmente. He olvidado lo que puedo hacer y lo que me merezco en la vida. Pero un día, recordé que soy un milagro por el simple hecho de estar viva y que me lo merezco todo en la vida, por tanto empecé a actuar como tal, como un ser humano libre y fiel a mí misma.

Actualmente, cada nuevo día de mi vida es una bendición que me ofrece alegría, oportunidades y lecciones importantes para no olvidarme nunca jamás de quién soy.

Sé que soy el resultado de mis elecciones, de mis experiencias y de las oportunidades que he aprovechado en la vida. Soy fiel a mí misma y me siento muy agradecida por mi vida y por ser quien soy.

Valorar mi vida

La mayoría de nosotros vivimos como si la vida fuera un deber y, desafortunadamente, solo cuando perdemos algo que valoramos, solo cuando estamos a punto de perdernos a nosotros mismos, entendemos el valor de nuestra vida.

Hace años tuve que ser víctima de las circunstacias de mi vida para darme cuenta un día, al mirarme en el espejo, de que no sabía quién era.

Hoy, cuando pienso en el pasado, sé que el divorcio ha sido el mayor regalo que pude haber tenido en la vida. Y con el tiempo he descubierto que todos los desafíos son regalos y oportunidades del universo para cambiar y convertirme en la mejor versión de mí misma.

Para mí, la vida es un regalo maravilloso, un viaje y una oportunidad para amar, disfrutar, compartir y ser feliz, y doy gracias a la adversidad y al sufrimiento porque me han permitido descubrir quién soy, descubrir el sentido de mi vida.

Y como mensaje final, si sientes que tu vida carece de sentido y significado, te invito a escuchar y conectar con esa parte de ti que ha estado tratando de guiarte hacia tu propio camino, hacia una vida con propósito y sentido.

¡Si te ha inspirado este artículo, compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

P.S Si en algún momento sientes que necesitas ayuda para recuperar tu poder personal y empezar a vivir tu vida por elección, estoy aquí para ayudarte, apoyarte y guiarte a través de mi libro Atrévete a tenerlo todo.

Mi actitud me ayudó a ser responsable de mi vida

¿Te has dado cuenta de que la mayoría de la gente simplemente deja que su vida transcurra sin más y se deja arrastrar por la vida, sin ningún ideal y sin ninguna meta?

¿Y que hay muy pocas personas, que deciden lo que les sucederá en la vida, que deciden vivir en el presente y disfrutar de la vida?

Muy a menudo cometemos el error devastador de vivir nuestra vida en piloto automático, solo con pequeños destellos de inspiración, deseo y pasión.

Lo cierto es que todos queremos vivir una vida con significado, queremos ser recordados por nuestros logros y por nuestra obra. No obstante, parece que a veces nos olvidamos de quiénes somos, nos olvidamos de que la actitud de una persona determina su altitud. En bastantes ocasiones afrontamos una desgracia con la actitud equivocada y tenemos la sensación de que nunca encontraremos la solución a ese problema.

Sin embargo, la mayoría de nosotros no vemos el potencial que está encerrado dentro de nosotros mismos. Pero hay algo que tenemos en común, y ese algo es el espíritu humano, que es un luchador, un superviviente y un triunfador sobre la tragedia.

Lo que marca toda la diferencia en la vida de una postura es qué postura tomará ante ella.

William James, un psicólogo y filósofo norteamericano, señaló que el mayor descubrimiento que su generación había aportado a la humanidad fue que los seres humanos podían cambiar sus vidas si modificaban su estado mental.

En otras palabras, sea lo que sea lo que desees en la vida (salud, prosperidad, una relación amorosa, paz interior, etcétera), lo primero que tienes que hacer es examinar tus creencias y tus actitudes acerca de lo que es posible y de lo que no lo es, porque si no crees que puedes lograrlo, es muy poco probable que lo hagas.

Así que deja de culpar a otros, o al destino, o a la vida misma, y empieza a identificar lo que te limita cada vez que te frenas cuando visualizas una meta en tu mente. No es un camino fácil, lo sé por propia experiencia, pero será el principio de un camino lleno de oportunidades y de resultados asombrosos.

Si tu sueño es vivir una vida con significado y propósito y piensas que tu actitud es una de las claves para conseguirlo, sigue leyendo este artículo.

Te contaré lo que a mí me ayudo a seguir adelante y conseguir lo que siempre he deseado: libertad, paz interior, amor, abundancia y prosperidad.

La actitud es una de las claves para conseguir todo lo que te propones y tu actitud hacia la vida determina la actitud de la vida hacia ti.

Mi historia personal es el ejemplo más claro de que la actitud ante la vida determina el fracaso o el éxito.

En el año 2009, tras un divorcio infernal y agotador, lo dejé todo y decidí empezar de nuevo, con mi hija de 2 años. Empecé desde cero una nueva aventura, en busca de mi camino y de mi propósito en este mundo.

Creía firmemente que me lo merecía todo en la vida. Y decidí tenerlo todo.

Pero te aseguro que no fue nada fácil.

Me tuve que enfrentar a mis peores pesadillas y me caía una y otra vez. Sin embargo, me levantaba al día siguiente convencida de que todo pasa por algo, de que lo mejor estaba por llegar y de que lo conseguiría.

Después del divorcio, decidí mudarme a Barcelona (año 2010). Pedí un préstamo de 3.000€ y empecé de nuevo, en una nueva ciudad, donde no conocía a nadie y donde no contaba con ningún apoyo.

Alquilé una habitación en un piso compartido y encontré trabajo en menos de un mes. Y cada mañana me decía a mí misma: «Soy capaz; lo conseguiré», «puedo hacerlo».

Estaba iniciando mi aventura en busca de una vida mejor, en busca de mi camino. Necesitaba, desesperadamente, encontrarme a mí misma, descubrir quién era y descubrir cuál era el propósito de mi vida.

Y mi salvación fue mi actitud. Y mi mayor motivación, mi hija.

Mi actitud me ayudó a ver oportunidades donde parecía que había obstáculos. Mi actitud me ayudó a enfocarme en las soluciones, no en los problemas.

Mi actitud me ayudó a saber ver lo mejor en los demás. Mi actitud me ayudó a ser persistente y a perseguir mis sueños. Mi actitud me ayudó a ser responsable de mi vida.

Y mi historia personal es el ejemplo más claro de que la actitud ante la vida determina el fracaso o el éxito.

Hoy puedo afirmar que mi vida es muy distinta. Tengo lo más valioso del mundo: a mi familia. Doy gracias a mi marido por su apoyo y por su amor incondicional, y a mi hija por ser mi mayor motivación e inspiración.

Ahora sé quién soy, tengo negocios prósperos, disfruto de cada instante de mi vida y he hecho realidad uno de mis sueños más atrevidos: ser escritora e inspirar, motivar y servir a los demás haciendo lo que amo, compartir mi propia experiencia de transformación personal.

“Nada puede detener a una persona con una actitud mental correcta que alcance sus sueños; y nada en el mundo puede ayudar a la persona con una actitud mental incorrecta” (Thomas Jeffersosn)

Hace años tuve todos los motivos que puedas imaginar para convertirme en una desgraciada y en una fracasada, víctima de las circunstancias de mi propia vida; pero hice algo que supuso un punto de inflexión: TOMÉ UNA DECISIÓN.

Decidí que me lo merezco TODO en la vida.

Decidí que he nacido para ser libre, sabia y rica.

Decidí que puedo conseguirlo.

También decidí que algún día escribiría un libro. Un libro para inspirar y ayudar a todas aquellas personas que piensan que hay otra manera de vivir la vida, sin victimismo, sin interpretaciones y sin culpables. Para las personas dispuestas a mirar hacia su interior, para poder descubrir que en realidad son mucho más de lo que la sociedad piensa que son y pueden hacer.

Ese día ha llegado. Puedes encontrar más información sobre el libro aquí. Espero que te guste y que te inspire a descubrir el poder que hay dentro de ti y a elegir conscientemente desde el amor, hacer de tu vida un viaje extraordinario.

Y para terminar este artículo, mi mensaje final para ti es el siguiente:

  1. No importa tu pasado, porque tu pasado no determina quién eres.
  2. Lo que importa es el momento presente y lo que harás con él.
  3. Y si todavía no vives la vida que sueñas vivir, decide ahora otra cosa para ti y toma acción.

Sé que no es fácil conseguirlo por uno mismo. Por esa razón, si en algún momento sientes que necesitas ayuda para recuperar tu poder personal y empezar a vivir tu vida por elección, estoy aquí para ayudarte, apoyarte y guiarte a través de mi Tienda de desarrollo personal donde encontrarás herramientas útiles y prácticas para tu crecimiento y desarrollo personal. ¡Te animo que entres!

P.S  ¡Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seguidores! Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

Atrévete a tenerlo todo, un libro para recuperar tu poder personal

LANZAMIENTO EDITORIAL

Atrévete a tenerlo todo, un libro para recuperar nuestro poder personal y alcanzar la vida soñada

Melania Garbú, empresaria, escritora y consultora de desarrollo personal, publica el libro Atrévete a tenerlo todo,  una obra inspiradora en la que, alejándose de los libros de autoayuda, invita al lector a perseguir sus sueños y vivir una vida auténtica.

Ya está a la venta Atrévete a tenerlo todo, el primer libro de Melania Garbú,
basado en su propia historia de superación personal. Con una narrativa íntima que engancha al lector desde la primera línea, la autora nos anima a recorrer de su mano el desafiante camino de las pasiones internas. Con una delicadeza implacable, nos sumerge en nuestro propio interior y nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios miedos y verdades, para que una vez reconocidas y aceptadas, comience el camino de regreso: la catarsis y el renacer del ave fénix que todos llevamos dentro.

La historia de esta obra parte de una crisis existencial real que surgió a raíz de una experiencia vital de años de sufrimiento que terminó en un traumático divorcio. Y según la autora, ese fue el origen de un largo camino de aprendizaje, elecciones, desafíos y oportunidades para crecer, experimentar y conseguir llegar a vivir una vida con significado, desde el amor y la abundancia.

Atrévete a tenerlo todo no es un libro de autoayuda. Es una invitación a la reflexión personal, para que miremos a nuestro alrededor y nos preguntemos si nos gusta lo que vemos, plantando cara a ese juez interno que consciente o inconscientemente toma el control de nuestra mente y del destino de nuestras vidas. En definitiva, Melania Garbú nos enseña con magistral sencillez a través de su propia experiencia, que crear la vida extraordinaria que imaginamos no es un sueño inalcanzable.

Decidir ser feliz. Este es el leitmotiv de Melania Garbú, empresaria, escritora y consultora de desarrollo personal, que ha plasmado su propia historia de superación personal en este libro, demostrando por qué somos responsables de nuestro destino, cómo podemos tomar conciencia de nuestras decisiones y cuáles son los pasos para vivir un vida con propósito, responsable y libre

Acerca de la autora

Melania GarbúMelania Garbú es empresaria, escritora y consultora de desarrollo personal. Licenciada en Ciencias Económicas, ha trabajado en los últimos 15 años en varios proyectos en diferentes sectores: inmobiliario, financiero, energético y del desarrollo personal.

Mujer multifacética y valiente, dirige una empresa próspera en el sector energético, especializada en minimizar los costes de energía de empresas y negocios. Además, es la fundadora de una consultoría de desarrollo personal para las personas con necesidad de cambio.

A partir de sus conocimientos y experiencias, ha creado el seminario intensivo Atrévete a ser libre, abundante y feliz®, para enseñar a las personas a cambiar su visión de lo que es posible, tener acceso a otro nivel de resultados y a crear la vida de sus sueños.

Melania Garbú disfruta de cada instante de su vida y ha hecho realidad uno de sus sueños más atrevidos: ser escritora e inspirar, motivar y servir a los demás haciendo lo que ama: compartir su propia experiencia de transformación personal.

¿Estás listo para recuperar tu poder personal y crear la vida de tus sueños?

P.D Si lo que buscas es más confianza y seguridad en ti mismo, abundancia, paz mental y relaciones armoniosas, entonces participa en el seminario intensivo Atrévete a ser libre, abundante y feliz®donde Melania te muestra cómo conseguirlo y mucho más.

¿Qué se requiere para vivir una vida extraordinaria?

Desde que nacemos, a todos nos enseñan nuestros padres y más adelante nuestro entorno que hay ciertas normas que seguir, un modo en el que se hacen las cosas, un modo en que las cosas son y un modo en que el mundo se interpreta.

Toda la gente que nos rodea espera que lo hagamos así, que interpretemos los hechos y el mundo de este modo, que sintamos de una determinada forma ante algunos estímulos y que reaccionemos así a ciertas circunstancias. Y cualquier otra forma diferente de sentir, actuar o entender la vida, está considerada fuera de las normas y, por tanto, se interpreta como algo malo.

Si observas ese escenario, podrías pensar que no hay nada malo en hacer lo que hacen los demás y vivir una vida normal y corriente. De este modo, solo tienes que seguir la corriente, no pensar mucho, hacer lo que hacen los demás y así tus resultados serán predecibles.

Incluso podrías pensar que es una gran ventaja no tener que hacer nada para que las cosas funcionen de esta manera, porque ya estaban cuando llegaste a este mundo y continuarán cuando ya no estés.

Sin embargo, mantenerte dentro de esa corriente es aceptar tener resultados predecibles y vivir la vida dentro de tu zona de confort. Y está muy bien, si tú estás contento.

Pero si tus resultados actuales no te satisfacen y sueñas con vivir una vida diferente, una vida con propósito y sentido, puedes elegir ahora mismo crear y vivir una vida extraordinaria. Me imagino que a estas alturas ya sabes que eres el único responsable, no culpable, de cómo vives tu vida.

Seguramente te preguntarás: «¿Cómo se crea y se vive una vida extraordinaria?».

Lo que yo entiendo por vivir una vida extraordinaria es empezar a vivir conscientemente, asumiendo en cada momento la responsabilidad de nuestras experiencias y de nuestras acciones.

«Lo que creemos es lo que creamos» Álex Rovira

Así, lo primero que tenemos que hacer es desaprender lo que nos dijeron que es la vida y empezar a vivir nuestras vidas por elección, no conformarnos con lo que hemos heredado, y adoptar una nueva postura, una verdad que elegimos para vivir nuestra vida y con la que nos comprometemos.

Cuando uno empieza a ver e interpretar la vida de un modo personal, todo cambia (las posibilidades, las acciones y los resultados).

Comienza a ver posibilidades que no están disponibles para los demás. Y como parten de una elección personal y no impuesta, los resultados empiezan a ser extraordinarios.

Si todavía no has leído mi libro Atrévete a tenerlo todo, pero estas dispuesto a recuperar tu poder personal y empezar a vivir una vida con significado y propósito, puedes aprovechar este momento.

¿Puedo contar con tu apoyo?

Si te ha gustado lo que has leído, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a las personas con necesidad de cambio, dispuestas a recuperar su poder personal y vivir una vida con sentido.

 

Libro Atrévete a tenerlo todo – Melania Garbú

No sé si a vosotros os ha pasado alguna vez, pero yo siempre que decido hacer algo grande, algo que me inspira, escucho las siguientes frases: “eso es imposible”, o “eso es muy difícil”.

Y recuerdo uno de esos momentos, como si hubiera pasado ayer. Hace años mientras me tomaba un café con una amiga, dije en voz alta: algún día escribiré un libro y lo siguiente que escuché fue: “eso es muy difícil Meli y además tú no tienes talento para escribir”  y en aquel instante supe que algún día seré escritora:)

Acabo de publicar mi primer libro basado en mi historia de superación personal y tengo muchas ganas de compartirlo contigo.

El libro Atrévete a tenerlo todo te demostrará por qué somos responsables de nuestro destino, cómo tomar conciencia de nuestras decisiones y cuáles son los pasos para vivir una vida con propósito, responsable y libre.

Comparto este libro contigo con la intención de llegar a tu corazón de alguna manera y recordarte tu propia grandeza.

En el siguiente vídeo hablo sobre cómo puede ayudarte mi libro Atrévete a tenerlo todo a emprender el camino de la satisfacción personal y vivir una vida con sentido.

Estoy muy agradecida por compartir contigo, querido lector, este viaje llamado vida. Es un privilegio que estés aquí y ahora. Siento una profunda gratitud por todas aquellas personas que me han acompañado, de una manera u otra, en la creación de este libro. Y también le estoy inmensamente agradecida a la vida, por darme tanto y por ofrecerme tantas experiencias, aprendizajes, momentos, personas, vivencias…

Así que, te invito a leer esta obra con la mente abierta. Aprende, experimenta y haz de tu vida el viaje más extraordinario que hayas realizado jamás.

¿Aceptas el reto?

 

La actitud en la vida y en los negocios

Descubre cual es la actitud adecuada en la vida y en los negocios que hace posible que seas exitoso y que alcances tus metas.

[Tweet “Tu actitud hacia la vida determina la actitud de la vida hacia ti.”]

¿Te has dado cuenta de que la mayoría de la gente simplemente deja que su vida transcurra sin más y se deja arrastrar por la vida, sin ningún ideal y sin ninguna meta?

¿Y que hay muy pocas personas, que deciden lo que les sucederá en la vida, que deciden triunfar y disfrutan de la vida?

Si tu sueño es tener un negocio próspero y piensas que la actitud es una de las claves para conseguirlo, sigue escuchando este audio.

Te contaré lo que a mí me ayudo a seguir adelante y conseguir lo que siempre he deseado: abundancia, prosperidad y libertad financiera. Mi historia personal es el ejemplo más claro de que la actitud ante la vida determina la actitud de la vida hacia nosotros mismos.

Nada puede detener a una persona con una actitud mental correcta que alcance sus metas; y nada en el mundo puede ayudar  a la persona con una actitud mental incorrecta. (Thomas Jefferson)

[Tweet “Nada puede detener a una persona con una actitud mental correcta que alcance sus metas.”]

Si te ha gustado este podcast, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

Como siempre, te agradezco que respondas en los comentarios. Eso me ayudará a que el próximo audio sea aún más útil para ti.

P.D Si te ha gustado este podcast, suscríbete a mi newsletter semanal y te enseñaré estrategias para hacer crecer tu negocio.

Nuestro anhelo más profundo es el amor, la paz y la abundancia

«Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años»

Abraham Lincoln

Fragmento de mi libro Atrévete a tenerlo todo

Durante mi proceso de transformación adquirí un compromiso conmigo misma: «Convertirme en la mejor versión de mí misma, vivir mi vida con autenticidad y propósito, contribuir y marcar una diferencia en la vida de los demás».

Este compromiso fue el catalizador de mi transformación personal. Este compromiso me guió intuitivamente a lugares, personas y experiencias que me enseñaron las lecciones que necesitaba para crecer. Y las experiencias que he compartido contigo son las que terminaron con mi sufrimiento y las que me dieron el valor de seguir adelante y descubrir quién soy, descubrir el sentido de mi vida.

Vivimos en un estado contante de querer algo que no podemos alcanzar, pero ese estado es el resultado de fingir que nos hallamos en nuestro camino, que sabemos cuál es el propósito de nuestra vida, cuando realmente estamos estancados y perdidos.

Gandhi dijo: «Los únicos demonios en el mundo son los que corren en nuestros corazones. Ahí es donde debes luchar la batalla».

Nuestro anhelo más profundo es el amor, la paz y la abundancia, y nuestro deber es darnos cuenta de que estamos aquí para descubrir y honrar nuestro propio propósito. Estoy convencida de que, en algún momento, la mayoría de nosotros hemos vislumbrado al menos un rayo de nuestro propósito, pero por alguna razón hemos elegido no seguirlo.

Así que te invito a escuchar y conectar con esa parte de ti que ha estado tratando de guiarte hacia tu propio camino. Porque el sentido de la vida es crear en cada momento quién y qué eres y luego experimentarlo.

Si te ha resultado útil este artículo, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

El poder de elegir

«Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe afrontar frente al destino– para decidir su propio camino»

– Viktor Frankl –

Fragmento de mi libro Atrévete a tenerlo todo

La única vida que vas a vivir es la que estás viviendo, momento a momento y tú la estás creando por medio de tus acciones. Esta es tu vida, ¿qué harás con ella?

Es verdad que te tocó vivir normas impuestas por tus padres, por la sociedad, y eso no lo elegiste, y que de pronto fuiste arrojado a un juego que ya estaba. Pero lo que marca la diferencia en esta vida es cómo eliges jugar el juego de tu vida.

Nadie conoce el futuro, lo único que sabemos es que todo ocurre en el presente, aquí y ahora. Y nadie nos pide permiso por las cosas que ocurren, no es malo ni bueno, no es justo ni es injusto, simplemente es. Estar vivo, por sí mismo, no te otorga ni te promete nada.

Y los que te dicen que esos son tus derechos, se refieren simplemente a un acuerdo otorgado por otros seres humanos, no por la vida.

En realidad, lo que mereces es lo que tú crees que mereces. La vida no te da nada; sin embargo, estás donde puedes tomarlo todo, puedes elegir. La vida solamente es, y lo que marca toda la diferencia en la vida de una persona es qué postura tomará ante ella.

Puedes vivir con miedo, angustiarte por la muerte, no asumir riesgos o no hacer nada de lo que tal vez has soñado, o puedes elegir que tu vida cuenta.

Puedes elegir vivir tu vida con significado y hacer lo que elegiste hacer, antes de que sea demasiado tarde. Cada mañana, cada momento del día, invita a despertarse a un nuevo aprendizaje, a un nuevo desafío, a una nueva aventura. ¡Tú eliges!

Viktor Frankl, en su libro El hombre en busca de sentido, afirmó: «En realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros. Dejemos de interrogarnos sobre el sentido de la vida y, en cambio, pensemos lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente. Y respondamos no con palabras, ni con meditaciones, sino con el valor y la conducta recta y adecuada. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la vida nos plantea, cumplir con las obligaciones que la vida nos asigna a cada uno en cada instante particular».

Si te ha resultado útil este artículo, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

 

P.D Si te ha gustado lo que has leído, reserva ahora el libro “Atrévete a tenerlo todo”  donde te desafió a ir más allá de tus limites autoimpuestos y que hagas de tu vida el viaje más extraordinario que hayas realizado jamás.

Qué o quién nos impide tener lo que queremos en la vida

“Todo lo que logramos y todo lo que dejamos de lograr es un resultado directo de nuestros propios pensamientos. Eres el regidor de tu alma y el responsable de tu destino. Tenlo siempre presente: tienes la capacidad de elegir. ¡Escoge la vida!, ¡Escoge el amor!, ¡Escoge la salud!; ¡Escoge la felicidad!”

– Joseph Murphy –

¿Por qué no tenemos el trabajo, las relaciones y el dinero que queremos para disfrutar de nuestras vidas?

¿Qué o quién nos lo impide?

Llevo muchos años haciéndome una y otra vez estas mismas preguntas y he conseguido encontrar la respuesta. Hoy la voy a compartir contigo.

Mi propia vida ha sido mi mejor maestra, y mi divorcio (en 2009) fue el detonante que me llevó a conectar por fin conmigo misma, con mi verdadera esencia.

Mi vida fue un infierno durante muchos años, hasta que decidí cambiar las cosas y vivir a mi manera. Lo dejé todo y empecé desde cero una nueva aventura, en búsqueda de mi camino y de mi propósito en este mundo.

Esa experiencia marcó en mí un antes y un después. Tomé las riendas de mi vida y le di la vuelta como a un calcetín.

Hoy, mirando atrás, me doy cuenta de que, hasta los 36 años, lo único que me ha impedido ser feliz y disfrutar de mi vida, han sido mis propias creencias.

Y en este artículo te voy a contar una de mis experiencias más impactantes y que supuso el principio de mi camino hacia la persona que soy hoy: un ser humano libre, feliz, humilde y abundante.

Hace 7 años, mientras estaba en una conferencia sobre el desarrollo personal, experimenté algo especial y al mismo tiempo algo muy diferente de todo lo que había experimentado hasta ese momento.

Estaba sentada en mi silla, en una sala enorme, con más de 300 personas, y mientras escuchaba la conferencia, estaba pensando en mi vida y en las cosas que quería y que no tenía: una familia feliz, un negocio próspero, dinero en abundancia y una vida plena y auténtica.

Y en ese mismo instante, me di cuenta de que para cada fracaso de mi vida encontraba una explicación muy válida; es decir, me empeñaba en tener razón.

Recuerdo ese momento como si hubiera pasado ayer.

Al final de la presentación, nos invitaron a inscribirnos en un entrenamiento de 3 días que prometía ser muy interesante y que (según el líder que daba la conferencia) cambiaría nuestras vidas.

Yo quería participar, pero al mismo tiempo sentía una resistencia brutal al cambio. De pronto, el líder dijo lo siguiente: “Si ves algo posible para ti y para tu vida y deseas participar en el curso, pero sientes que algo te detiene, mira lo que te detiene a inscribirte, escucha que te dice —la voz de tu cabeza— y descubrirás lo que te impide que tengas lo que deseas en tu vida”.

Me quede en silencio, en un intento de escuchar mi voz interior, pero no escuché nada. No vi nada.

Estaba en el peor momento de mi vida (en pleno divorcio) y necesitaba desesperadamente “ver” lo que me detenía inscribirme al curso, porque en realidad quería descubrir lo que me frenaba en mi vida, lo que me impedía vivir la vida de mis sueños.

Así que me quedé allí, esperando poder oír la voz de mi cabeza, esa voz que nos habla a todos sin parar, esa voz que nos dice en cada momento lo que podemos hacer o no, según nuestra programación y según nuestras creencias.

Sé que puede sonar extraño, pero en realidad todos hablamos con nosotros mismos, conscientemente o inconscientemente. Mantenemos conversaciones con nosotros mismos de manera permanente. No hablamos en voz alta, pero los pensamientos no cesan nunca.

Esa voz nos indica lo que decimos y lo que podemos hacer, lo que somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Y seguramente te preguntarás, ¿de dónde viene esa voz, de donde vienen esos pensamientos?

Los grandes psicólogos dicen que nuestras opiniones sobre nosotros mismos y sobre la vida no son nuestras, sino que son creencias asumidas desde que somos niños y que hemos escuchado de la gente importante de nuestro entorno.

Por ejemplo, si tu madre o tu profesor te han repetido suficientes veces que no haces bien las cosas, has llegado a creértelo y a decírtelo a ti mismo.

Cuando llegas a la edad adulta, sigues actuando de esa manera, sin ser consciente del condicionamiento de tus pensamientos.

Desafortunadamente no nos damos cuenta de estas cosas que nos limitan la vida.

Pero, una vez que has aceptado que solo son creencias heredadas, se despeja el extraordinario camino que tienes por delante. Por eso, te recomiendo que identifiques las creencias que tienes sobre ti mismo, qué impacto ejercen sobre ti y sobre tu vida y, lo más importante, cómo se pueden cambiar.

¿Cómo podemos identificar esas creencias limitantes?

El objetivo es que reconozcas cuál es tu reacción en ciertas situaciones. 

Por ejemplo…

No estás satisfecho con tu trabajo, pero no haces nada para cambiar la situación.

En el momento en el que te das cuenta de ello, puedes analizar esas conversaciones internas que mantienes contigo mismo.

Y tus conversaciones internas (dialogo interno) podrían ser estas:

“No me siento bien en este trabajo y el dinero que gano no es suficientes, así que quiero otro trabajo”.

Sí, pero ¿cómo sé que encontraré uno mejor?

Bueno, podría intentarlo.

Pero tú, ¿en qué mundo vives? Estamos en crisis económica. Además, ¿tú no te acuerdas de lo difícil que fue conseguir este trabajo?

¿Quieres pasar de nuevo por esa situación?

¿Quién sabe si serás capaz de enfrentarte a los nuevos retos?

¿Y si no eres capaz de manejar la situación?, ¿y si te despiden?

¿Qué harás? Te quedarás sin trabajo y sin ingresos. No te puedes permitir arriesgarte. Mejor quédate donde estás”.

Y de este modo, renuncias a la idea de encontrar un mejor trabajo.

Esta es la voz interior o tú dialogo interno.

¿Te resulta familiar?

Pues este no es ni siquiera un diálogo muy destructivo. Puede ser mucho peor.

Después de explorar cuál es tu mecanismo para tomar decisiones (o, mejor dicho, para no hacer nada) y no cambiar nada en tu vida, te puedes hacer una idea de lo que te dices a ti mismo y de cómo te autosaboteas.

En ese momento, para y recuerda quién te dijo esas cosas sobre ti (padres, abuelos, profesores, compañeros) y de dónde proceden.

Cuando tomes conciencia de que es solo una opinión de alguien, podrás liberarte de ella.

A continuación, vamos a ver cuál es el impacto que tienen esas creencias limitantes sobre ti.

Imagínate que tienes a tu lado a una “persona” (creencias limitantes) muy negativa, que constantemente crea escenarios críticos y negativos.

Y esa persona está contigo por todas partes, en tu casa, en tu trabajo, de vacaciones, cuando comes, cuando te duchas, etc.

Todo lo que hace es limitarse a repetirte constantemente, cada vez que quieres hacer algo, por qué no podrás conseguirlo.

Incluso por la noche, cuando intentas dormir, te recuerda lo que no has hecho bien durante el día, y además te convence de que no vale la pena que te esfuerces, porque vas a fracasar y nunca llegarás a cumplir tus sueños. ¡Que es imposible!  

Puede sonar exagerado, pero por desgracia no lo es. La mayoría de nosotros tenemos una voz interior muy crítica.

Y con el tiempo, esa voz interior será cada vez más fuerte y nos quitará toda la energía, la fuerza y la alegría de vivir.

La buena noticia es que ¡podemos liberarnos de ella!

Para ello, el primer paso es identificar y reconocer lo que nos dice esa voz interior. Pero no es tarea fácil, porque desde pequeños nos han enseñado a identificarnos con esa voz, con esas creencias y a creer todo lo que nos dice.

Sin embargo, en el momento en el que identificamos esa voz y reconocemos que solo es una creencia heredada, recuperamos el poder y la claridad parar emprender un verdadero cambio en nuestras vidas.

Liberarte de tus creencias limitantes, de esa voz interior tan crítica, es lo más importante que puedes hacer para mejorar tu bienestar, iniciar una vida abundante y generosa, asumir la responsabilidad de tu vida y cumplir tus sueños más profundos.

Así que dejar de culpar a otros, o al destino, o a la vida misma, y empieza a identificar lo que te limita cada vez que te frenas cuando visualizas una meta en tu mente. No es un camino fácil, lo sé por propia experiencia, pero será el principio de un camino lleno de oportunidades y de resultados asombrosos.

¿Cuáles son las creencias limitantes que te impiden avanzar y vivir una vida plena y feliz? Te espero en los comentarios.

Si te ha resultado útil este artículo, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

 

P.D Si te ha gustado lo que has leído, reserva ahora el libro “Atrévete a tenerlo todo”  donde te desafió a ir más allá de tus limites autoimpuestos y que hagas de tu vida el viaje más extraordinario que hayas realizado jamás.