el poder de elegir

El poder de elegir

«Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe afrontar frente al destino– para decidir su propio camino»

– Viktor Frankl –

Fragmento de mi libro Atrévete a tenerlo todo

La única vida que vas a vivir es la que estás viviendo, momento a momento y tú la estás creando por medio de tus acciones. Esta es tu vida, ¿qué harás con ella?

Es verdad que te tocó vivir normas impuestas por tus padres, por la sociedad, y eso no lo elegiste, y que de pronto fuiste arrojado a un juego que ya estaba. Pero lo que marca la diferencia en esta vida es cómo eliges jugar el juego de tu vida.

Nadie conoce el futuro, lo único que sabemos es que todo ocurre en el presente, aquí y ahora. Y nadie nos pide permiso por las cosas que ocurren, no es malo ni bueno, no es justo ni es injusto, simplemente es. Estar vivo, por sí mismo, no te otorga ni te promete nada.

Y los que te dicen que esos son tus derechos, se refieren simplemente a un acuerdo otorgado por otros seres humanos, no por la vida.

En realidad, lo que mereces es lo que tú crees que mereces. La vida no te da nada; sin embargo, estás donde puedes tomarlo todo, puedes elegir. La vida solamente es, y lo que marca toda la diferencia en la vida de una persona es qué postura tomará ante ella.

Puedes vivir con miedo, angustiarte por la muerte, no asumir riesgos o no hacer nada de lo que tal vez has soñado, o puedes elegir que tu vida cuenta.

Puedes elegir vivir tu vida con significado y hacer lo que elegiste hacer, antes de que sea demasiado tarde. Cada mañana, cada momento del día, invita a despertarse a un nuevo aprendizaje, a un nuevo desafío, a una nueva aventura. ¡Tú eliges!

Viktor Frankl, en su libro El hombre en busca de sentido, afirmó: «En realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros. Dejemos de interrogarnos sobre el sentido de la vida y, en cambio, pensemos lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente. Y respondamos no con palabras, ni con meditaciones, sino con el valor y la conducta recta y adecuada. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la vida nos plantea, cumplir con las obligaciones que la vida nos asigna a cada uno en cada instante particular».

Si te ha resultado útil este artículo, ¡compártelo con tus seguidores!

Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

 

P.D Si te ha gustado lo que has leído, reserva ahora el libro “Atrévete a tenerlo todo”  donde te desafió a ir más allá de tus limites autoimpuestos y que hagas de tu vida el viaje más extraordinario que hayas realizado jamás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *